#Cronica Con Josefita hay baile para rato

Gonzalo López Ghiglieri

Gonzalo López Ghiglieri

Periodista especializado en deportes - Hincha del Rojo y ricotero - Voces y güiro en Puro Deskarte. Del Rock y la cumbia. Del fútbol y el fernet.
Gonzalo López Ghiglieri

Si bien el recinto preferido para concretar sus shows en CABA parece ser La Trastienda, los oriundos de Lugano optaron por el coqueto Roxy Live de Palermo para seguir presentando su placa discográfica más reciente: Baile para rato. 

Tejótate fue la banda encargada de brindar la apertura musical de la noche con una sala que se iba copando de a poco. A las 21 en punto los globos se inflaron, el Roxy se llenó y con los primeros acordes de Ya estoy saliendo se dio inicio a la primera fecha del año en CABA de Josefita, luego de una gira veraniega que los llevó por Mar del Plata en formato reducido.

PH: Belu Gonzalez
PH: Belu Gonzalez

La banda repasó gran parte de su último disco sin descuidar las canciones más queridas por el público, como Angelitos de rutina, Morocha de mi Lugano y Hace Mucho.

“Muchas gracias por estar acá esta noche” expresó emocionado Agustín antes de cantar Soledad, uno de los temas más agitados por la gente.

En una especie de sube y baja, el show fue variando sus matices constantemente. El ambiente familiar se notó como en cada recital, con niños, padres y abuelos aplaudiendo a sus artistas preferidos. A las canciones “bien arriba” se les brindó un tiempo para relajarlas con alguna balada como Distancia y Caer de pie. A los minutos, la energía se acrecentaba con el ya famoso cántico fanático: “y dale dale, Josefita”.

También hubo tiempo para agradecer a las bandas presentes y a los medios periodísticos que se acercaron a Palermo. Llegando al tramo final, el gracias de la banda quedó chico para semejante recepción de las hormigas –denominador del grueso de sus fans-.

Con Salgamos todos a las calles tomó lugar la cumbia, en un repertorio musical de Rock & Roll y Carnaval, como bien predomina el estilo josefitero.  Amanece sonó para el deleite de los espectadores, que volvieron a revolear infinidad de globos de colores por los aires para desatar un festín acorde al desenlace de un show excelente.

Finalmente, el toque se empapó de optimismo con el fraseo de “Acá hay baile para rato”. Porque sí, con un gran puñado de años de trayectoria musical, Josefita demuestra estar a la altura de la escena rockera nacional. Una banda de barrio que con mensajes directos, sabe llegar y saciar el gusto de la gente.

Comenta

Print Friendly, PDF & Email