Cristina Banegas: “Nos situamos en el texto como un material radioactivo”

Andrea Beltramo

Orillera y desobediente | Migrante feminista especializada en piononos | Curadora de artes mutantes, demasiado pragmática y amante de las entrevistas.
Andrea Beltramo

Cristina Banegas dirige una nueva versión de Edipo Rey, a partir de la traducción de Alberto Ure y Elisa Carnelli, y en trabajo conjunto con Esteban Bedia, doctor en filosofía y traductor del griego. La obra puede verse hasta el próximo 16 de junio en el Teatro Cervantes. Corriendo la voz conversó con la directora sobre esta austera y sensible puesta que tiene a la cabeza del elenco, en el papel del rey de Tebas, al gran actor Guillermo Angelelli.

Mire este video en Youtube.

 

¿Cómo fue enfrentarse a este texto desde la traducción de Ure y Carnelli?

Cristina Banegas: Realmente cuando empezamos a trabajar con Esteban sobre la traducción de Ure y Elisa ya teníamos el proyecto de hacerla, de presentarla en el Cervantes, de que eso fuera después un espectáculo. Esteban es traductor del griego ático y trabajamos también con el texto en griego. Utilizamos las dos traducciones argentinas que hay, que están muy buenas, como la de Leandro Pinker y la que edita Colihue, con traducción de Jimena Schere. También la de Cambridge, por supuesto.

¿Cómo fue el abordaje? ¿Mucho tiempo de investigación?

CB: Fue muy divertido, muy gozoso el trabajo. Estuvimos un año y pico, un año y medio casi trabajando y mientras tanto íbamos pensando en los actores. Ahí lo fuimos a ver a Guille que estaba en El ritmo (Prueba 5), de Feldman,  y ahí mismo,  al toque después de la función, fui y lo ataqué y le dije si quería hacer Edipo Rey. Así que él fue el primero y me dijo que sí enseguida. Le mandé el texto, hasta donde habíamos llegado en ese momento y bueno, se fue armando.

Guillermo Angelelli como Edipo / Foto de ensayo Prensa TNA Teatro Cervantes

Es muy interesante cómo resolvieron la figura del coro y corifeo…

CB: Convoqué a Carmen Baliero con quien vengo trabajando desde hace años para que hiciera este coro, esta especie de metáfora de coro que es intervenido con esos dos coreutas y la corifeo que se suma al coro.

Tremendo el trabajo de esa tríada…

CB: Sí, sí. Después convoqué a Juan José Cambre, con quien también vengo trabajando desde hace años, para la escenografía y la dirección de arte. A Jorge Pastorino para la puesta de luces, que la pensamos muy cinematográfica. Las imágenes que se proyectan son de Cambre, Jazmín Titiunik hizo la coreografía y Greta Ure el vestuario.

Y sumaste a Graciela Camino…

CB: Graciela Camino fue una persona imprescindible en mi trabajo, en el doble comando que hacemos. Para mí fue fundamental su presencia en el campo de ensayo. Así que, bueno, digamos que fue un equipazo y que la idea del pentágono y los giros, todo eso, fue planteado de entrada y había que ver si eso funcionaba y que pasaba.

Ensayo Edipo Rey / Prensa TNA Teatro Cervantes

Cuando la vi pensaba en el rol de Jazmín, en la coreografía planteada, es una puesta que se apoya mucho en lo coreográfico. Como un dispositivo en escena…

CB: Y que por otra parte no es coreográfica en el sentido de que no es dancística. Tiene algo más de la fisicalidad que construye imágenes pero que no es tan estilizada en términos de lo que sería la danza contemporánea y esas cosas. Eso también le da una cierta informalidad que me parece que es interesante. La verdad, no esperábamos ser tan bien recibidos por el público y por la crítica. Uno nunca sabe qué va a pasar cuando vengan los otros.

Sobre todo con una obra tan conocida, tan revisada, que sin embargo cuando la ves, te atrapa si distracciones, tiene esa frescura de la primera vez… bueno, esta versión es la primera vez, claro… Aunque confieso que la vi dos veces.

CB: Recién decía Hugo Mujica en el programa de Osvaldo Quiroga, en el que estuvimos con Guille y Raquel Ameri, que también la vio dos veces y que le había dicho a Quiroga, cuando se encontraron después de verla que “está viva” y bueno, eso me parece, que hablando de teatro es fundamental.

Claro, y que interpele al presente…

CB: ¡Exactamente! Absolutamente. Ya de entrada ponés un pueblo que está apestado, más parecido a la realidad, más presente, realmente es difícil. Creo que sí, que hay mucho en el texto que se resignifica en este presente de una manera extraordinario. Como sucede y como es la tragedia griega que siempre se resignifica, desde hace dos mil seiscientos años, extraordinario.

Tiene que ver con las preguntas qué atraviesa la historia de Edipo, tal vez…

CB: Sí, porque en realidad la búsqueda de la identidad me parece que es algo muy presente. Hablábamos de los hijos apropiados, ¿quiénes fueron mis padres? Es una pregunta que también circula en el presente. Nos situamos en el texto como un material radioactivo. Palabras que vienen rodando hace tantos siglos y que sigan nombrando, que sigan nombrándonos. Realmente creo que es extraordinario esto. Hubiera sido terrible que nos saliera mal. A veces pasa.

Elvira Onetto (Yocasta) y Guillermo Angelelli (Edipo) / Foto Prensa TNA Teatro Cervantes

Horacio González escribió unas palabras sobre esta puesta de Edipo Rey, y Cristina Banegas las compartió en sus redes sociales. Elegimos cerrar esta entrevista con un fragmento de ese texto:

Edipo Rey en el Cervantes contiene todos estos problemas de una infinita actualidad, (…) textos milenarios que ponen nuevamente a los espectadores ante la disyuntiva fundamental que los funda y los justifica. Preguntarse si al estar contemplando esta desafiante obra, son parte de una dinastía de hombres y mujeres que pertenecen a una pregunta esencial que recorre todas las épocas -quien soy-, o si el conmovedor exceso de Edipo habla una vez más de nuestra actualidad donde sabemos demasiado sobre lo que ocurre y muy poco sobre lo que somos como portadores de un amparo o una salvación.”


FICHA ARTÍSTICO TÉCNICA 
Autoría: Sófocles
Traducción y versión original: Alberto Ure y Elisa Carnelli
Dramaturgia, adaptación y versión final: Cristina Banegas y Esteban Bieda
Elenco: Raquel Ameri (Corifeo), Guillermo Angelelli (Edipo), Liza Casullo (Coreuta), Carlos Defeo (Creonte), Alberto Fernández de Rosa (Pastor), Hernán Franco (Coreuta), Elvira Onetto (Yocasta), David Palo (Mensajero del palacio), Horacio Roca (Mensajero de Corinto), Pablo Seijo (Tiresias), Lourdes Solé Dolphyn (Ismene), Daniel Spinelli (Sacerdote), Sol Titiunik (Antígona)
Música en escena: Carmen Baliero
Producción: Santiago Carranza, Leandro Fernández
Asistencia de dirección: Marcelo Méndez
Jefes de escenario: Adriana Cuéller y Edgardo Nicolaci
Colaboración artística: Graciela Camino
Colaboración musical: Liza Casullo
Música y Dirección musical: Carmen Baliero
Coreografía: Jazmín Titiunik
Iluminación y video: Jorge Pastorino
Vestuario: Greta Ure
Escenografía y diseño de imágenes: Juan José Cambre
Dirección: Cristina Banegas

Foto de portada: Cristina Banegas

Comenta

Print Friendly, PDF & Email