#ComunicadoresHeridos La injusta Justicia

Vanesa Spaccavento
Redes:

Vanesa Spaccavento

Directora at Corriendo La Voz
Melómana. Hincha de Boca Juniors. Gramsciana y feminista. Ansiosa y verborrágica. Enamorada de la autogestión. Sin los Simpson y sin cerveza, pierdo la cabeza.
Vanesa Spaccavento
Redes:

Latest posts by Vanesa Spaccavento (see all)

En las últimas semanas vinimos contando sobre el desarrollo del juicio a los policías de la Metropolitana que dispararon con plomo en la REPRESIÓN a la Sala Alberdi. Dicha represión dejó un saldo de tres heridos con balas de PLOMO y cerca de cien por el impacto de las postas de goma. Luego de varios años y mucha lucha, vimos a los efectivos policiales en el banquillo, sin embargo, la Justicia estuvo nuevamente ausente. 

El acampe, en la ex Plaza Seca del Cultural San Martín -que se originó con el fin de mantener la toma de la Sala Alberdi- vivió una tensa tarde el 12 de marzo, que desembocó en una violenta y sangrienta represión que dejó a cientos de heridos por balas de goma y tres colegas de la RNMA heridos por balas de plomo.

Esa tarde, los implicados habían abandonado el Acampe con el fin de manifestar su intención de diálogo pero, cuasi instantáneamente, la policía cercó el lugar para que no puedan volver a ingresar. Con una enorme cantidad de efectivos, el Gobierno intentó barrer el lugar para proceder al desalojo de la Sala, ocupada con el fin de evitar su privatización.

Después de varios momentos tensos y tras la orden de la Fiscal, la Plaza volvió a llenarse de jóvenes. La misión del Acampe no sólo era visibilizar la situación sino, sobre todo, garantizar que quienes estaban en el sexto piso tengan agua, comida y artículos de higiene. La jornada se tornó violenta alrededor de las 23hs, cuando los orgánicos de la Asamblea se encontraban reunidos con el, por aquel entonces, Ministro de Cultura de la Ciudad Hernán Lombardi.

Con la excusa de que se estaba intentando ingresar al Edificio, comenzaron los gases y los disparos. El saldo de esa noche fue de cientos de jóvenes heridos por balas de goma, muchos de ellos con heridas a la altura de los ojos, y con tres colegas de la RNMA heridos por el impacto de balas de plomo.

Si bien fueron tres los afectados, sólo dos decidieron iniciar acciones legales; uno de ellos es Germán de los Santos y el otro es Esteban Ruffa, quien aún tiene alojado el proyectil en su rodilla.

Después de una intensa investigación, y de años de lucha, Miguel Ledesma, Maximiliano Acosta y Oficial Mayor, Miguel Pereira de la Rosa, fueron identificados como los responsables y este año fueron sentados en el banquillo de los acusados. Aca es menester mencionar que Pereira de la Rosa, estuvo también involucrado por lo sucedido en el desalojo del Indoamericano.

Vídeo incluido dentro de la causa

Juicio oral y público

1

La perseverancia de los heridos y de la abogada María del Carmen Verdú, referente de la lucha contra la violencia institucional, logró que el Fiscal Oscar Ciruzzi de lugar a que esto se ´resuelva´mediante el juicio oral y público.

El Tribunal, conformado por los Jueces Gabriel Vega, Gustavo Rofrano y Gustavo Valle dieron su veredicto en la víspera del Día Nacional del periodista y su fallo dejó un mensaje tan preocupante como repudiable: los efectivos de la Metropolitana Miguel Ledesma y Maximiliano Acosta resultaron absueltos y el Oficial Mayor, Miguel Pereira de la Rosa, fue condenado a tres años de prisión en suspenso.

Tal como se señala en el Diario del Juicio: Los tres policías llegaron al juicio procesados por “triple tentativa de homicidio agravado”, por lo que la querella pidió 20 años de prisión. En tanto la fiscalía, acusó por “abuso de arma” y pidió 3 años de prisión y una inhabilitación de 4 años para los tres efectivos. El fiscal Oscar Ciruzzi sostuvo queno fueron disparos continuos, por lo cual no puedo decir que hubo intencionalidad de matar”. De esto se traduce que, para la fiscalía, si no traes un cadáver, poco importan las pruebas. El costo de disparar plomo en nuestro país en una REPRESIÓN POLICIAL  es nulo si sobrevivís para contarlo.

Quienes estuvimos presentes en la noche de marzo del 2013 y, a su vez, presenciamos las declaraciones de los testigos, podemos asegurar que los testigos de la Defensa no sólo padecen un grave problema de falta de memoria sino que tan muchos de los sucesos por ellos narrados, poco tuvieron que ver con lo que realmente se vivió.

María del Carmen Verdú ha asegurado que se apelará la sentencia por lo que la lucha no termina con el veredicto del Tribunal Oral Nº 7.

Desde Corriendo La Voz queremos manifestar nuestro repudio ante el silencio de los medios hegemónicos y ante la injusticia que reina en este país. Este fallo es grave y preocupante no sólo para los trabajadores de prensa sino también para todo aquel que se manifieste en contra de las políticas del Gobierno, ahora, Nacional.

Compartimos con ustedes el video que muestra tanto la sentencia como la reacción del público.

 

 

 

Facebook Comments