#Cine ‘La joven vida de Juno’: Cuando la cigüeña no trae un regalo

    Florencia Bueno

    Florencia Bueno

    Campana ( Bs As), estudiante de Comunicación Social. Feminista. Hincha de River y feliz de ver a Messi. Cerati es la banda sonora de mi vida.
    Florencia Bueno

    A 10 años del estreno en cines de Juno, repasamos su trama que nos sirve como disparador para analizar la problemática de la maternidad adolescente, el aborto y la adopción. Temas que fueron abordados por el cine en distintas formas.

    Juno (La joven vida de Juno) de Jason Reitman, cuenta con el guion de Diablo Cody (ganadora de los premios Oscar, BATFA e Independent Spirit Awards 2008 por esta película) y las interpretaciones Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner y Jason Bateman. El film nos propone analizar diversos temas como el aborto, la adopción y la maternidad a partir de la visión de una joven (Juno) que debe decidir qué hacer ante la presencia de un embarazo no deseado. La trama muestra cómo ella debe madurar para afrontar los cambios en su vida. La relación disfuncional con su padre, el vínculo con su novio y la mirada del entorno harán que Juno se enfrente a un sinfín de interrogantes antes de dar a luz.

    juno 2En la película se entrecruzan dos situaciones entorno al embarazo de la protagonista: por un lado, el hecho de no ser deseado y, por otro, su temprana edad, solo tiene 16 años. Ambas situaciones totalmente vinculadas. En esta línea, el film se basa en un embarazo inesperado que no tiene nada que ver con la dulce espera si no con un trago muy amargo para una adolescente que carece de acompañamiento tanto del padre del bebé como de sus propios padres y en una tercera instancia, desde el ámbito escolar.

    En una primera instancia, Juno, decide abortar pero cuando llega a la clínica se arrepiente, toma la decisión de tener al bebé y, en última instancia, decide darlo en adopción.

    El film trata los temas sin un gran compromiso político y moral, pero deshilando las temáticas podemos ver que se plantea la maternidad desde distintos enfoques: alejados del lugar idílico que normalmente se vende.

    A partir que el film avanza, también, se dejan en evidencia otro tipo de problemáticas como es la escasa educación sexual en los adolescentes ante el desconocimiento sobre métodos anticonceptivos y las consecuencias que esto acarrea. La educación sexual es una herramienta fundamental para bajar estos números y cuidar a los jóvenes, pero en muy pocas escuelas se da de forma correcta y aún existe un tabú frente a las cuestiones sexuales. Lo mismo sucede dentro de las familias, los padres por vergüenza no hablan con sus hijos sobre sexualidad y estos reciben de otros lados (como amigos, medios o Internet) información escasa o falsa. Como Juno, en todo el mundo aproximadamente 17 millones de jóvenes quedan embarazadas por año (1). En la Argentina, 1 de cada 6 nacimientos corresponde a una mamá adolescente y en el 53% de los casos son embarazos no buscados (2). La principal causa es por no usar métodos anticonceptivos debido a la falta de información.

    ***

    Juno no quiere ser madre, no lo desea ni está preparada para ocuparse de otra vida. Es un rol válido teniendo en cuenta que el instinto maternal es una construcción social y no algo biológico, pero mucha gente no lo entiende, por eso ella al no quedarse con su bebé debe enfrentar la mirada acusatoria de la sociedad. Algo que no sucede con Paulie, el padre del bebé, quien se muestra durante la película en un rol pasivo sin tomar posición frente al embarazo y su paternidad. Como en muchos casos, prefiere no hacerse cargo y dejar que la joven decida sola qué hacer.

    Juno decide dar en adopción a su bebé y aunque acercándose al final duda respecto a su decisión, cuando da a luz hace lo planeado y se lo entrega a la madre adoptiva. Antes de elegir esa opción, ella va a una clínica para abortar pero como no está segura decide no hacerlo. La posibilidad de un aborto es analizada por arriba, no se muestra ni a favor, ni en contra. Simplemente Juno no se anima a hacerlo y opta por la adopción. Quizás la causa de que el aborto, un tema tan controversial en nuestro país, sea mostrado tan sencillamente es porque en Minnesota, estado en el que transcurre la película, desde la década del 70 que el aborto está reglamentado, protegiendo así a todas las mujeres que desean interrumpir su embarazo. Cabe destacar que el aborto ilegal es la principal causa de muerte de las embarazadas, en Argentina se estima que se realizan alrededor de 500 mil abortos ilegales al año y en los países menos desarrollados las cifras son mayores. En cambio, en los países del denominado primer mundo donde el aborto es aprobado por la ley, los números son sumamente inferiores, esto se relaciona con otras regulaciones que vienen de la mano, como la educación sexual y el acceso a métodos anticonceptivos.

    Juno 3

    Otras historias, mismos temas

    En el mismo año que se estrenó Juno, en Argentina, se exhibieron otras dos películas con problemáticas similares que muestran que la maternidad no siempre es esperada o buscada y que no todas las maternidades son iguales. Knocked Up (Ligeramente embarazada) y Waitres (La camarera) son dos largometrajes que presentan el mismo problema, un embarazo no deseado, desde un ángulo distinto. En Knocked Up los personajes son dos desconocidos que después de una noche de alcohol y pasión se enteran que van a ser padres y deciden conocerse mejor. Aunque se trata de una comedia, todo el tiempo existe una variable de emociones en la vida de los protagonistas. En cambio, en Waitres la trama narra la vida de una camarera que está embarazada de su marido, un violento controlador que la tiene atrapada en un matrimonio que no la hace feliz. Dos realidades muy diferentes pero que nos muestran que no siempre los niños son esperados y que no siempre los embarazos son la etapa más feliz para las parejas o para quien atraviese ese momento.

    Si analizamos Juno de forma crítica, podemos notar que es un film con una trama a la vista bastante simple, con actores que aunque representan bien a los personajes no sobresalen de su rol y con una diversa utilización de recursos para contar la historia – voces en off, escenas muy representativas en lo paralingüístico (el crecimiento de los corredores, Juno en la escuela ignorando la burlas y caminando contra la corriente) y una sobresaliente banda sonora hacen de la película material de muy buena calidad -, pero quedarse con eso es ver simplemente la mitad, el embarazo no planificado y el rol que juega la sociedad llevan a Juno a transformarse en una película para abrir el debate sobre la maternidad, la adolescencia, sus despertares y la educación sexual.

    (1): UNFPA: Estadística del Fondo de Población de Naciones Unidas
    (2): Estudio de la OMS de 2016.

    Comenta

    Print Friendly, PDF & Email