#CieloRazzoEnMuseum El cielo de San Telmo se tiñó de rock

Martín Moor

Martín Moor

Estudiante de periodismo deportivo. Pasión por escribir sobre música o deportes. La familia y los amigos son las cosas indispensables en mi vida.
Martín Moor

La noche del sábado estaba especial para un show cargado de rock y Cielo Razzo es una banda ideal para eso, ya que cuanto más años tiene, mejor suena. Esta vez tocaron por primera vez en Museum, un coqueto lugar para recitales ubicado en el barrio porteño de San Telmo. A continuación, todo lo que dejó un gran show.

Las grandes bandas que alcanzaron a tocar en lugares emblemáticos del rock nacional provienen de la provincia de Buenos Aires, pero siempre existen excepciones, y Cielo Razzo es una. Los rosarinos, que ya han copado Obras y Luna Park a lo largo de sus 24 años de carrera, supieron ganarse el cariño del público bonaerense hace largo tiempo y esta vez en un recital colmado de seguidores volvieron a dejar una bella historia para contar.

dhvsdjkl

Mientras en la previa al show dejaba de sonar Start Me Up de los míticos Rolling Stones, las luces se apagaban y un público que en su mayoría ya supera los 20 años, exclamaba con aplausos y cantos a la banda. Alrededor de las 22:00, Cableluz dió comienzo a lo que iba a ser una larga noche. Al finalizar la canción, perteneciente al disco Marea, el cantante Pablo Pino dijo unas palabras sobre la ausencia de Javier Robledo, uno de los mejores bateristas de nuestro país:

“Javi tuvo un accidente previo a nuestra gira por el norte, Córdoba y Rosario, por eso no esta acá y a pedido de él seguimos tocando. Ahora sigue recuperándose y dentro de poco volverá a tocar con nosotros”.

Quien estuvo invitado en la batería fue Agu Romanelli, integrante de Malman, banda telonera de la noche.
En la lista sonaron Obtuso, Disfraz, Cochico, Ventana y Alcalina, canciones de su último trabajo discográfico llamado Tierra Nueva. También hubo lugar para melodías de los principios de la banda como PerrosCuenta y un momento emotivo del show en donde Pablo Pino con su ukelele y Diego “Pajaro” Almirón en guitarra, quedaron solos en el escenario para hacer Esquina. Los temas más agitados por la gente tampoco dijeron ausente, La Roca, Barek, Tu Fricción, Madre Poder y el siempre tan movedizo Alma En Tregua haciendo saltar a todos los testigos. El cantante estaba contento con el lugar y comentó: “en este lugar tocó Soda Stereo cuando anunció su regreso, es un placer estar en Museum por primera vez”.

saasc

El final del show estaba a una temperatura especial, Cristian “Narvy” Narvaez, bajista y mánager de Cielo, mostraba sus dotes de bailarín en algunas canciones, demostrando la comodidad de la banda,  mientras sus seguidores desde abajo hacían lo suyo, coreando a pleno cada tema. Estrella, esa mágica canción de su segundo disco Código De Barras, empezaba a mostrar el desenlacel de un show de Cielo Razzo que tuvo un repaso por todos sus discos.

Llegó el momento donde San Telmo tuvo por unos 5 minutos pogo extremo, “arrebatar el sueño, esa es la osadía, será un camino agreste, tan hostil, así es la vida” reza una frase de la tan agitada Luna. Hubo un pedido especial por parte del público y Puta sonó para el deleite de los presentes. El último tema pautado era Luminoso, y al finalizar, el frontman Pablo Pino agradeció a la gente del staff y obviamente a los razzeros que siempre están presentes. La banda se despedía en un abrazo grupal, pero su gente reclamaba con el típico canto de “una más y no jodemos más”. Los rosarinos no se resistieron e invitaron a Federico Delfino, baterista que estuvo ocupando el lugar de Javier Robledo durante gran parte de la gira, para culminar con Sin Salida una lista de 27 canciones a un nivel formidable. Cielo Razzo tiene gran similitud con el vino: mientras sigue pasando el tiempo, más mejora.

Fotogaleria a cargo de Daan Solis.

Facebook Comments