#Bookstagram literatura y redes sociales

    Redes:

    Laura Palau

    Redactora at Corriendo La Voz
    Editora de Cultura y Lado Nerd.
    Lic. en Comunicación Social. Feminista. Amante de los libros, la radio, el cine y las series. Según el Sombrero, soy Gryffindor.
    Contacto: cultura@corriendolavoz.com.ar
    Laura Palau
    Redes:

    La combinación entre el amor a los libros y las redes sociales dio lugar a una nueva comunidad que aún no es muy conocida en la Argentina, pero que sí lo es en los Estados Unidos e Inglaterra. Se trata de los bookstagrammers: un grupo de chicos que se mantienen en contacto por internet, y que suben fotos a Instagram para mostrar sus próximas lecturas y para recomendar o no esos libros.

    Los primeros bookstagrammers argentinos eran unos pocos que aparecieron hace un año, pero era difícil encontrar una cuenta que hable español ya que no era un fenómeno conocido en el país. Sin embargo, poco a poco se fueron encontrando a través de comentarios en fotos y mensajes privados, hasta que un día surgió la idea de formar un grupo de WhatsApp para mantenerse comunicados y poder conocerse en un futuro.

    “Hay gente de Rio Negro, Córdoba, Santa Cruz, Entre Ríos, hasta Buenos Aires y Capital. Somos un grupo en constante crecimiento así que esperamos a fin de año poder llegar a muchas personas”, cuentan los integrantes de esta comunidad. Además, explican que “todo lo que se refiere a bookstagram es relativamente nuevo. El mismo Instagram hace pocos meses oficializó a los bookstagrammers estadounidenses. Es cierto que en otros países como EEUU, Inglaterra o incluso países como Filipinas es mucho más reconocido. En Latinoamérica y España recién empiezan a correr voces sobre nuestra comunidad”.

    “Somos conscientes de que esto se debe a que llevan años rindiendo frutos de sus esfuerzos y es una de nuestras metas fundamentales llegar a ser tan reconocidos como ellos”, comenta ‘Nai’, una de las integrantes.

    descarga

    Las actividades de los bookstagrammers

    Los bookstagrammers realizan lecturas colectivas o conjuntas, pero en vez de juntarse, arman un debate en el grupo de WhatsApp. Cada uno elige el libro que quiere leer en el mes y hacen un sorteo para que todos estén conformes con la decisión”.

    Además, estos jóvenes realizan otras actividades dentro de sus cuentas de bookstagram que tienen diferentes nombres.

    Bookhauls: se muestran los libros que han adquirido en un determinado tiempo, normalmente un mes o una semana.
    Wrap-up: comentan entre todos los libros que han leído o están leyendo. En ese momento se recomiendan ciertos títulos u autores que les resulten interesantes.
    Tags: Se trata de colocar una consigna asignada a un hashtag. Es una forma de interactuar entre los bookstagrammers y aquellas personas que siguen sus instagrams.
    Reseñas: comentan brevemente y sin “spoiler” los libros que están leyendo, y comparten sus experiencias sobre ellos.
    Challenge: Se basa en publicar cada día fotos con consignas durante un tiempo estipulado, que por lo general suelen ser mensuales.

    Todas las edades por todo el mundo

    Una de las mejores experiencias que viven estos jóvenes es la posibilidad de conocer otros chicos de diferentes edades y de muchas partes del mundo, como “Martu” quien dice que gracias a bookstagram llegó a conocer a gente del exterior. “Tengo amigos de México y Puerto Rico. Incluso gente de Filipinas o Alemania ha llegado a hablarme (en inglés) para que les recomiende un libro. Cuando abrí mi cuenta hace un año no pensé que iba a llegar a tanta gente”, cuenta con entusiasmo.

    Por su parte, “Juli” expresa que lo que más la reconforta del grupo es la amplitud de edades, y agrega que “cualquiera puede leer un libro (cual sea el género) y experimentar las mismas emociones que alguien con diez años menos. En el grupo no hay edades, todos estamos en la misma sintonía”.

    Las redes sociales, un gran contacto

    Los bookstagrammers utilizan como herramientas de comunicación las redes sociales: WhatsApp, Instagram, Twitter y blogs. “Por día mandamos aproximadamente 5000 mensajes en total, que es muchísimo y a veces estresante, pero siempre mantenemos conversaciones en las que todos o la gran mayoría participamos”, explican los integrantes.

    También una de las redes sociales más utilizada por este grupo es Goodreads, que les permite marcar qué libros han leído y cuáles les gustaría leer entre otra gran variedad de opciones.

    “Las redes sociales son una herramienta fundamental que nos permite llegar a más gente que no solo puede llegar a visitar nuestro perfil sino también a que se animen a unirse al mundo bookstagrams”, comenta “Maxy”.

    Gustos compartidos

    boxset_ursula_uriarte_photoonlyEn esta comunidad no solo comparten el amor por la lectura. “Cuando empecé con esta comunidad me manejaba más por el ámbito de booktube y no tanto por Instagram. Cuando me dijeron para entrar al grupo acepte porque siempre me gusta conocer gente nueva. Y debo decir
    que fue una muy buena decisión. No solo compartimos gustos por los libros sino también por la música, las películas, las series. Es una comunidad hermosa que inspira el arte de la fotografía”, nos cuenta “Sofi”.

    Además, lo que caracteriza a este grupo es que no tienen géneros preferidos de libros. “Somos lectores y queremos leer. Nosotros optamos por todos y cada uno de los géneros, desde fantasía, hasta contemporánea, erótica, ciencia ficción, policial, distopía, romance, triller psicológico y muchos más. Elegimos que todos los géneros son buenos y cada uno tiene su algo especial”, explican los bookstagrammers.

    Por su parte, “Lu” cree que lo mejor que le dio Bookstagram fue conocer a todos los que forman parte del grupo, que “son con los que puedo hablar de cosas que me gustan sin preocuparme de que piensen que soy ‘rara’, porque al final todos nos entendemos como lectores”.

    Quizás haya personas que juzguen este desempeño como ridículo o una pérdida de tiempo, pero la realidad es que de esta forma se llega a muchas personas que no tienen el hábito de la lectura. Se trata de algo más importante que sacar fotos artísticas a los libros y publicarlas. Se trata de fomentar la lectura.

    “Queremos demostrar que podemos amar los libros y que son muy importantes para nosotros, que la lectura es interesante, que de alguna manera ‘viajamos a nuevos mundos’ a través de la lectura”, concluyen los chicos de esta comunidad que cada día crece más y que llegó al país para quedarse.

    Comenta

    Print Friendly, PDF & Email