ARDE la ex ESMA: fotografía, feminismos y DDHH

Andrea Beltramo

Andrea Beltramo

Orillera y desobediente | Migrante feminista especializada en piononos | Curadora de artes mutantes, demasiado pragmática y amante de las entrevistas.
Andrea Beltramo

ARDE, Encuentro de Fotografía, Feminismos y Derechos Humanos pasó por el Espacio Memoria y Derechos Humanos ex ESMA con una invitación en donde mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans, intersex, asexuales y no binaries, fueron protagonistas y una programación que incluyó conversatorios, exposiciones, presentaciones de libros, proyecciones, talleres y actividades al aire libre. La organización fue un esfuerzo y una red de trabajo colaborativo entre las Trabajadoras de la ex ESMA, Colectivo Pandilla Feminista y Fotógrafes Independientes.

A modo de manifiesto, en la  convocatoria invitaron a pensar la fotografía “como herramienta para contar, denunciar, reflexionar acerca de nuestras problemáticas, nuestras luchas, conquistas, y también desafíos”. Reconocen a las Madres y Abuelas como la genealogía simbólica de la organización de luchas en defensa de los derechos humanos, y activaron una oportunidad para la acción política frente al ajuste, las violencias, la represión y criminalización de la protesta social, desde perspectivas feministas antirracistas con un fuerte anclaje en las disidencias sexuales y de género.

El antecedente a este encuentro fue la experiencia del  1er Encuentro Internacional de Fotografía y DDHH “Derechos en Foco” que se llevó a cabo en el Espacio Memoria y DDHH, en marzo de 2016, que fue acompañado por los organismos de DDHH del espacio. Tres años después, vuelven a juntarse fotógrafxs, curadorxs, trabajadorxs y gestorxs culturales que creen en la fotografía como herramienta  de transformación social en tanto haga visible su relación con la memoria y los derechos humanos. Corriendo la voz acompañó las actividades y entrevistó a Analía Cid, fotógrafa e integrante del Colectivo Pandilla Feminista para conocer de cerca la cocina de la organización del encuentro.

 ¿Qué es y qué hace Pandilla Feminista?, ¿qué tipo de actividades arman?, ¿se organizan siempre desde la fotografía?

Pandilla somos un colectivo de fotógrafas que venimos juntándonos hace un poco más de un año. Muchas nos encontramos por primera vez en el encuentro nacional de mujeres de Resistencia, en Chaco. A partir de ahí empezamos a pensarnos como fotógrafas en colectivo realizando algunas coberturas colaborativas juntas para hechos relevantes de la agenda feminista y empezamos a pensar qué otras actividades queríamos hacer, y en el camino apareció la posibilidad de sumarnos a la organización del encuentro ARDE.  Desde hace un par de meses le venimos metiendo la mayor parte de nuestra energía colectiva a esa organización. Siempre nos nucleamos desde la fotografía pero también desde el feminismo, son las dos cosas que nos unen e intentamos que se complementen.

¿Cómo participa Pandilla Feminista de la organización de las jornadas ARDE?

La Pandilla aparece en las jornadas de ARDE a partir de un contacto en común, las compañeras de la ex ESMA que están en la organización y habían participado de la organización de Derechos en Foco, que fue un festival internacional de fotografía y derechos humanos muy importante. Ellas tenían ganas de continuarlo con una nueva edición que tomara el tema del feminismo, entonces, a partir de una de nuestras compañeras empezamos a pensar en construir este encuentro juntas. Y a partir de ahí, somos el comité organizador del festival junto con las trabajadoras de la ex ESMA. En todos los sentidos posibles convocatorias, logísticas, actividades, menos con fotografías nuestras, de todas las maneras imaginables.

¿Han tenido algún tipo de presión sobre los contenidos? Pienso en lo que está sucediendo con una de las obras de la muestra “para todes, todes”, curada por Kekena Corvalán, que está en el Conti, la virgen con el pañuelo verde de la Campaña por la Ley del Aborto y la presión que están teniendo de la Secretaría de DD.HH., ¿cómo subvertir discursos y formas de violencia sin provocar?…

En principio no hemos tenido ninguna presión sobre los contenidos más que el respeto que se debe tener en un espacio como es el de Memoria y DD.HH. que tiene una historia y una impronta muy particular que hay que tener en cuenta a la hora de elegir las muestras, cómo armar la estética y los discursos que vamos a poner en juego en este encuentro. Creemos que lo que está pasando en la muestra curada por Kekena Corvalán es más que nada un emergente de los tiempos que corren en donde hay un recrudecimiento del fundamentalismo religioso y, cuando esto sucede el arte es uno de los primeros bastiones que es atacado, por su vocación libertaria. Creo que es muy difícil en este contexto subvertir discursos sin provocar, la virgen abortera es una provocación pero es una provocación que tiene que hacer pensar y no generar violencia, la violencia viene del otro lado. En este momento el apoyo y el cuidado que tenemos que tener, la solidaridad entre artistas, fotógrafas, fotógrafos, creo que tiene que ser lo primordial y plantarnos en nuestro arte y en nuestras formas de producción, porque la violencia a veces es la demostración de que vamos en el camino correcto.

¿Qué supone para ustedes, cómo vivieron estas jornadas que tuvieron un alto contenido de propuestas interseccionales en la frontera que distancia el 8M del 24 de marzo?

Para nosotras organizar este encuentro fue a la vez un sueño y un desafío enorme, primero por el momento histórico en el que estamos viviendo, que desde nuestro lugar de fotógrafas y trabajadoras de la cultura podamos proponer algo que sea disruptivo y que convoque a tantas voces diferentes, diversas. Haber tenido ese poder de convocatoria y construirnos desde ese lugar para nosotras es algo enorme, muy satisfactorio. Por otro lado, el hecho de que sea en medio del 8M y el 24 de marzo no es casual, es completamente elegido, porque creíamos que era una forma de ponerle materialidad a la alianza histórica que queremos construir, nuestras luchas feministas de hoy son herederas de múltiples luchas, entre ellas las luchas que se han dado en el país por la recuperación de la democracia y las luchas por garantizar los derechos humanos, no solo en relación con las desapariciones forzadas, las torturas y la apropiación de niños y niñas durante la dictadura, que eso es muy importante, sino como otros derechos básicos como la educación, la alimentación, la salud, la vivienda, el trabajo. Queremos pensar todos esos derechos desde la óptica de los feminismos y por eso el hecho de que lo hiciéramos en medio de estas dos fechas tan importantes.

¿Es posible transformar las narrativas de la historia oficial sobre la blanquitud, el régimen heterosexual y la criminalización de la protesta desde espacios institucionales?

No alcanza, los espacios institucionales son necesarios pero no suficientes para poder transformar estas narrativas. Si nuestra contra-hegemonía no se convierte en algún momento en discurso oficial y se mantiene siempre en los márgenes va a haber un espacio del sentido común que no vamos a estar disputando. Creo que lo que está sucediendo en el contexto político actual da cuenta de que si un Estado construye políticas públicas que no reconocen la diversidad, que criminalizan la protesta, que garantizan el régimen heterosexual, discriminativas, si esos discursos vienen desde los ámbitos institucionales, hay una sociedad que no se siente incómoda respondiendo a ellos. Y entronca perfecto con los sentidos comunes que han sido construidos históricamente. Entonces, deja de ser políticamente incorrecto discriminar, perseguir, violentar a todo tipo de identidades que no cumplen con la heteronorma clasista. Nosotras creemos que en nuestro encuentro, si bien se enmarcó en un espacio institucional, se trata de un lugar en disputa. Hay muchos sentidos políticos dentro de este espacio y una forma de garantizar que no sea cooptado por la política actual y los sentidos actuales es contestando con este tipo de encuentros y prácticas, con acciones concretas.

En este sentido, los lenguajes y prácticas artísticas son herramientas para dar otros sentidos a la historia más reciente, para incomodar el sentido común…

Los lenguajes y prácticas artísticas son herramientas que dan sentido a la historia más reciente, que dan otros sentidos, pero también es importante recuperar la historia reciente y todo lo que se ha producido y ponerlo en relación con lo que se está produciendo actualmente y lo que creemos que se producirá en el futuro, poder hacer esa conexión es fundamental para seguir construyendo y para seguir desafiando el sentido común. Si nos olvidamos de nuestra historia es muy difícil pararnos en este presente con la fuerza que deberíamos.

¿Cómo profundizar y fortalecer unos feminismos que no reproduzcan cisexismo, dónde se construye la alternativa?

Creo que es fundamental que cada una de nosotras, nosotres, se reconozca en su lugar de privilegio relativo, todos los privilegios son relativos porque están en función de un sistema dominante que ordena, que hace un ordenamiento especifico del valor de esas identidades. Para poder combatir el cisexismo cada une tiene que hacer una reflexión sobre qué lugar ocupa en esa escala, en ese ordenamiento y, a partir de ahí, crear alianzas para derrotar esa opresión fundamental. Sin esa mirada sobre nuestras propias identidades y sin pensar lo necesario de hacer alianzas estratégicas, solidarias, sororas, que no vengan a imponer sino que construyan desde una horizontalidad es imposible derrotar el cIsexismo porque siempre va a haber unas sujetas y sujetos que van a ser más escuchados que otros y si yo no me callo para que se escuche la voz de quien yo sé que no cuenta con mis herramientas o incluso discriminada, nunca se va a poder producir una transformación. Por eso intentamos con este encuentro crear una alianza fuerte con aquellas identidades que son aún menos privilegiadas que las nuestras. Identidades, sujetas, cuerpas, territorios, y esperamos que este encuentro haya podido inspirar a otros sujetos a seguir el mismo camino.

Fotos por Lou Galaz 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email