Sáb. Dic 7th, 2019

Search Results for: santiago maldonado

#Fotogaleria Verdad y Justicia por Santiago Maldonado

Ayer, miles de personas se acercaron a Plaza de Mayo y a otras plazas del país para seguir exigiendo justicia por Santiago Maldonado. Su familia, acompañada por organizaciones de Derechos Humanos, expresó que no dejarán de manifestarse hasta que no se sepa toda la verdad.

Ante una plaza colmada, Sergio Maldonado, hermano de Santiago, declaró que desde el gobierno “quieren cerrar el caso de Santiago, olvidándose de lo que pasó en estos meses”. Además, repudió a «quienes promovieron, armaron y ejecutaron un festival de canalladas con un objeto turbio e inhumano, mintiendo impunemente sobre el caso, avalando teorías falsas y todo tipo de conjeturas».

Por otro lado, ayer, el presidente Mauricio Macri, en una entrevista que dio para el canal de televisión de La Nación, señaló: «no hay que decir que lo de Santiago fue una desaparición forzada, porque es imposible que un gobierno democrático participe en hacer desaparecer a nadie». En este contexto, lo que hay que destacar, es que Santiago desapareció en el marco de una represión por parte de la Gendarmería Nacional que es una fuerza federal que depende del Estado y del Ministerio de Seguridad, liderado por Patricia Bullrich.

Sin embargo, la desaparición de Santiago no es cuestión de opiniones. En Argentina, existe la ley Nº 26.679 (Delitos contra la libertad) vigente desde mayo de 2011 y que, además, quedó asentada en el Código Penal Argentino. Las  declaraciones de su autora, Blanca Osuna explica por qué el caso de Santiago es una desaparición forzada: «el delito de desaparición forzada de personas tiene como exclusivo responsable al Estado actuando a través de fuerzas de seguridad, fuerzas armadas, a través de responsables políticos que actúan directamente o apañan a quienes cometen el delito».

Desde Corriendo La Voz, apoyamos esta lucha que recién empieza y compartimos las palabras de la familia:

“Santiago ya es parte de nosotros, sus ideas y su solidaridad seguirán vivas a través del tiempo”

¡Justicia por Santiago y por todos!

Fotogalería a cargo de: Tomás Llorente, Brisa Toracchio, Matías Julián y Paula Vicentín Ortiz. 

#Fotogalería Santiago Maldonado no te olvidamos

El viernes pasado,  el dolor, la angustia y la bronca invadieron los cuerpos de todos los que querían volver a ver a Santiago Maldonado con vida. Exactamente, hace siete días, el pueblo argentino salía nuevamente a las calles para pedir justicia por el joven que permaneció desaparecido por 80 días, tras la represión de Gendarmería en Cushamen, Chubut.

Hoy se cumple una semana de la aparición sin vida de Santiago. Muchos eligieron la Plaza de Mayo para manifestarse, mientras que otros optaron por ir a la morgue judicial. Las cartas y poesías también tuvieron lugar en las redes sociales, con el objetivo de canalizar el dolor. A continuación compartimos un fragmento de un escrito, muy sentido, de Gonzalo Emanuel Di Pietrantonio

“Tu mirada el mundo entero siempre recorrerá, tus vivencias como digno artesano, tatuador y viajero, la Madre Tierra siempre guardará enorgulleciendo a quienes respetamos y admiramos ese hermoso don de la autosuficiencia que te ha permitido ser una persona brillando con tu luz propia y original, no siendo otra copia más del mercado que se encuentra, con etiqueta para agachar la cabeza y vivir sin pensar. 

Santiago, pese a no haber podido conocerte en persona, estoy convencido que no faltará la oportunidad en otro tiempo y espacio. Viajero de infinitas lunas, yo le pido al cielo y al universo que tu alma se encuentre en paz, en vuelo permanente por los infinitos campos rodeados de árboles, respirando libertad, donde ningún ser humano te puede lastimar. Hay caminos que en esta vida no se cruzan, pero igual pretenden un mismo destino alcanzar.

Tu final duele y perfora en lo más profundo, pero tu historia nunca se olvidará, y ahora, abrazado por la luz inmensa del alba y las estrellas, eternos viajes te aguardan junto a quienes, en otros tiempos, dieron luchas como la tuya para mostrar un camino frente a tanta injusticia y desigualdad en un mundo que no tiene dueño ni nunca lo tendrá por más que el dinero rebalse y estalle la copa de cristal.  Brindo por ti Santiago Andrés Maldonado; viajero, hermano, héroe y libertador. Levanto la mano al cielo y aunque no nos hayamos conocido, no faltara oportunidad para abrazarte y brindarte el más sincero de mis respetos, porque estoy convencido que el río vuelve al mar, la brasa a brillar, el viento a volar y cada alma a su hogar”.

Las fotos del viernes y del sábado capturadas por Paula Vicentín Ortiz y Tomás González demuestran la angustia y las ganas de salir a luchar de todos los que se manifestaron por Santiago. 

#Fotogaleria ¿Qué pasó con Santiago Maldonado?

Ayer por la tarde, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia acompañado de varias organizaciones y personas independientes se convocaron en la Plaza de Mayo para seguir pidiendo justicia a 80 días de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. La manifestación se realizó tras la aparición de un cuerpo sin vida, encontrado en el río Chubut, del cuál todavía no se sabe si es o no Santiago Maldonado. 

Desde Corriendo La Voz, respetamos el dolor de la familia y compartimos la imágenes de una nueva jornada de lucha registrada por Laki Pérez.

#Fotogalería A dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado

Ayer, miles de personas se acercaron a la Plaza de Mayo y a distintos puntos del país para seguir exigiendo por la aparición con vida del joven Santiago Maldonado y reclamarle al gobierno nacional para que de las respuestas necesarias, ante esta nueva desaparición forzada por parte de la Gendarmería.

Por otro lado, también exigieron la renuncia de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich. A continuación, reproducimos la emocionante carta leída por Sergio Maldonado, hermano de Santiago, en el cierre del acto realizado en la Ciudad de Buenos Aires: 

Santiago:

Donde estés, quiero que sepas que te quiero. Cada día que pasa te extrañamos. Necesito que aparezcas pronto, no puedo dejar de pensar en vos. Cada día que pasa te lloro más y me pregunto por qué sos vos quien está pasando por esto y no yo. La respuesta es inmediata: nunca me involucré en diferentes causas como lo haces vos.

Las personas como vos nos enseñan, nos abren los ojos, nos muestran el camino; pero también dejan en evidencia las miserias humanas. Ojalá puedas escucharme y entender la demora en encontrarte.

No es porque no te busque, ni tampoco porque haya gente a la que no le importes. Todo lo contrario. Es mucha la gente que te quiere sin haberte conocido y que reclama por vos. Ver tu cara en todos lados, siempre con tu sonrisa, me da mucho orgullo. Pero también me da tristeza e impotencia porque no estás con nosotros.

Hay muchos intereses en el medio y vos te preguntarás ¿estos intereses son más importantes que mi vida o la de cualquier persona? Lamentablemente, para algunos estos intereses son más importantes que la desaparición de una personaen manos de una fuerza del Estado. Para ellos solo somos un número, una estadística, un casillero. Pero somos hijos, hermanos, amigos y personas con derechos que exigimos justicia.

Santiago: te estoy buscando, te sigo y te seguiré buscando. Más allá de intuir donde te tienen, es difícil encontrarte.

Cuando esta pesadilla comenzó, nuestro hermano Germán les pidió colaboración de los gendarmes. Confieso que creí que eso podía funcionar para que aparecieras rápido. Ahora estoy convencido de que no existe la bondad en los efectivos, ni en los jefes que participaron de la represión en la comunidad mapuche: junto a ministros, jueces y fiscales solo cuidan sus intereses. No sé cuánto tiempo va a llevar encontrarte.

Sé que tal vez hubiera sido distinto si te quedabas en casa y no salías a reclamar por los más desprotegidos, por las causas justas y los pueblos originarios.

Hoy me vuelvo a preguntar dónde estás, Santiago.

¿Tan dificil es pedir que te devuelvan? Quiero que los viejos, la abuela y toda la familia dejen de sufrir y que esta pesadilla termine.

Quiero preguntarle al presidente Mauricio Macri y a todos sus ministros donde está Santiago Maldonado. Que aparezca con vida urgente, lo necesitamos.

Ph: Victoria Fusco y Paula Vicentín Ortiz

Santiago Maldonado nos falta hace dos meses ¿dónde está?

Hace 60 días que desapareció Santiago Maldonado durante una represión de Gendarmería contra la comunidad Mapuche Pu-Lof. A partir de ese momento se sucedieron una serie de hechos de los cuales deberíamos estar totalmente avergonzados de solamente leerlos. Dijeron que estaba en Chile pero como eso fue rápidamente refutable, salieron a explicarnos que era terrorista; pero como nadie que tenga un mínimo de conocimientos sobre células terroristas fue capaz de creerse que un joven apoyando un reclamo ancestral de los mapuches pertenezca a un grupo de terrorista.

Como esas excusas se caían por su propio peso empezaron a argumentar que “estaba escondido”, pero si estaba oculto de modo adrede el gobierno nacional debería encontrarlo. Así que empezaron a inventarnos que estaba en Entre Rios, que un camionero lo había llevado, que todo un pueblo se parecía a Santiago Maldonado. Lo habían filmado en un negocio, en un autoservicio, en una farmacia, en una juguetería, en una verdulería. Bueno en tantos comercios no, pero me voy a afeitar para no tener que salir a desmentir que yo soy Fernando, no Santiago Maldonado. No nos olvidemos que una pareja también lo llevó hasta no saben dónde ni cuándo pero lo llevaron, era Santiago el que hizo dedo ¿Cómo no van conocerlo?

Para seguir mezclando y confundiendo todo, nos quisieron decir que lo habían secuestrados mapuches terroristas y anarquistas financiados por ingleses y kurdos. Este entrecruzamiento de nacionalidades, comunidades, estados e ideologías es realmente insólito por su ocurrencia. Pero sucedió y forma parte de toda esta falacia generalizada para ocultarnos la verdad.

Luego pasamos a sus parentescos, era sobrino de un montonero por lo que, merecía su desaparición. No era ningún hippie inocente. Acá surgieron nuevos vínculos: terrorista mapuche con filiación con el kirchnerismo pero sin olvidar que los anarquistas kurdos ingleses apoyaban los reclamos mapuches. Por si hace falta aclarar, ese lazo con un tío montonero no existe.

Después, apuntaron que lo había herido un puestero, el propio puestero declaraba que había apuñalado a un hombre en los medios de comunicación como si estaría expresando que compró un kilo de papas. Las muestras de ADN dieron negativo por lo que esta nueva hipótesis lamentablemente cayó para los que quieren despegar la desaparición de la acción de gendarmería.

Como si todo esto fuera poco se empezó a contar que tenía libros “revolucionarios”,por lo que pudo haber “planeado su pase a la clandestinidad” por la causa mapuche. Santiago se autosecuestró para pedir la liberación del líder mapuche. Ese dirigente de la RAM que tiene un pasado “flogger” al lado de “cumbio” bailando en las escalinatas del Abasto. Ya no tengo idea cómo puedo explicar que todo lo que estamos contando fue real, se lo escuchó en los medios, lo decían espantados periodistas de cierto renombre y hasta lo repitieron varios funcionarios del gobierno Cambiemos.

Más tarde, descubrimos que Santiago Maldonado tenía un pasado karateca por lo que “cambia todo”, se podría haber defendido a las patadas del aparato represivo del Estado. Cualquiera sabe que un par de patadas bien puestas es mucho más eficaz que balas de goma y palos de decenas de gendarmes.

El juez salió a decir que la “hipótesis más razonable” era que se había ahogado. El diario La Nación publicó la entrevista en su edición dominical para hacerle el “jueguito” y que se aparté de la causa. Ya no tenemos más al juez.

Todas estas falsedades construidas por gran parte de la prensa dominante no hizo más que desviar el verdadero tema: la desaparición de un joven a manos de gendarmería. El Estado desapareció una persona, con todo lo doloroso que tiene ese dato.

Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, por si alguno no lo sabe, dijo que “todos los gendarmes son inocentes”. Es imposible que mientan 40 gendarmes que negaban la desaparición. Hace poco nos dimos cuenta que un “gendarme suelto” golpeó e hirió a Santiago Maldonado. El viejo truco del gendarme sacado que actuó por su cuenta.

La Ministra no solo no fue considerada con la familia del joven desaparecido sino que los maltrató acusándolos de la poca colaboración con la búsqueda. De todo el gobierno no hubo casi contacto con los familiares que están desesperados y no dejan de preguntarse ¿dónde está Santiago?

Pasó más de un mes y las presiones nacionales e internacionales hicieron reconocer al gobierno que  existía la posibilidad de que gendarmería haya desaparecido a Santiago Maldonado. Un sector del periodismo fue realmente notable en la investigación y nos están mostrando que hay encubrimiento por todos lados. También escuchamos que en las llamadas de los gendarmes se mencionan “piedrazos”, “camioneta”, “sangre”, “escondan”.

El ministro de Justicia declaró: “hay gendarmes que no dijeron la verdad”, y salimos todos sorprendidos a decir que ahora sí el gobierno está actuando bien, en búsqueda de la verdad. Esa veracidad que vamos a descubrir con gendarmes que declararon encapuchados, que borraron mensajes de celulares, que dispararon para arriba o a una sombra.

Hace dos meses que desapareció Santiago Maldonado donde sacamos lo peor de las miserias políticas, donde seguimos profundizando que de absolutamente todo se puede obtener rédito electoral. El gobierno no para de analizar que le conviene salir a decir para mantener de su importante caudal de votos que intenta mantener y aumentar en las elecciones de octubre. Sin importar que hay una familia que sufre por la desaparición de Santiago, que un desaparecido en democracia por parte de un organismo del Estado nos hace recordar a épocas oscuras de nuestro país. Aclaremos algo para la estupidez cotidiana, no es lo mismo un desaparecido por un grupo de tareas, por una mafia organizada para la trata o por policías que cometen ilícitos que un desaparecido en una represión autorizada por el Estado y por parte de la actuación de gendarmería en un episodio de dispersión de una protesta.

Hace dos años que gobierna Cambiemos y ya tuvimos que salir a pedir por los científicos, por los docentes, por los discapacitados, por los afiliados a PAMI, por los mapuches, porque hubo 30.000 desaparecidos, para que el 2 x 1 sea solo una promoción de supermercado.

Ayer salimos a la calle a preguntarnos ¿Dónde está Santiago Maldonado? En numerosas plazas se hizo el reclamo. En Plaza de Mayo y en Bahía Blanca es donde Corriendo La Voz dijo presente y acá te lo mostramos.

Ph: Tomás González y Brisa Toracchio

 

#Fotogalería ¿Dónde está Julio López? ¿Dónde está Santiago Maldonado?

Ayer, miles de personas, en todo el país, salieron a reclamar nuevamente por la aparición con vida de Julio López a 11 años de su segunda desaparición. Este año, se sumó un nuevo grito colectivo: ¿dónde está Santiago Maldonado?

En la ciudad de La Plata, la marcha fue encabezada por Rubén López, hijo de Julio López, junto a la Mesa por los Derechos Humanos, organizaciones sociales, agrupaciones estudiantiles y partidos políticos, que lo acompañaron desde el primer día de lucha.

“Mi viejo desapareció mientras se estaba llevando adelante un juicio de lesa humanidad, durante el cual el Estado siempre estuvo presente, acompañándonos, poniendo a disposición las herramientas que tenía. En el caso de Santiago, el Estado no hizo lo mismo. Los funcionarios nunca estuvieron, a la familia la chicanearon, la ningunearon. Ante la pregunta de dónde está Santiago le respondían: ¿Y Julio López? ¿Y ustedes qué hicieron? Esas cosas son las que hacen que los casos sean parecidos, pero no iguales”, manifestó Rubén López al Diario Hoy.

Además, remarcó que se está pidiendo por ambos, “acá no hay uno más desaparecido que el otro, son dos contextos distintos, dos gobiernos diferentes, diferentes modos de actuar. Estamos en esta doble situación y estoy con la fortaleza que me dejó mi viejo y con los compañeros de lucha».

Por otro lado, hay que recordar que el juicio contra el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex director de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, fue el primero que se realizó tras derogar las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. También, fue el primer proceso en el cual, la Justicia reconoció la existencia del delito de genocidio.

Desde Corriendo La Voz nos sumamos al pedido de justicia y a continuación les compartimos cómo se vivió la movilización en La Plata y en parte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Marcha desde la Plaza Moreno hasta la sede de la Gobernación. Ph: Yanina Ávila

Movilización desde Congreso a Plaza de Mayo. Ph: Nicolás Parodi

11 años sin Julio López, 48 días sin Santiago Maldonado ¿Nunca Más?

El 18 de septiembre de 2006 Jorge Julio López fue visto por última vez. Ese día, la defensa comenzaba sus alegatos en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz y López era uno de los testigos. Desde ese entonces, está desaparecido por segunda vez, ya que la primera fue durante la última dictadura cívico militar.

Ayer, 4015 días después, las plazas de todo el país se unieron en un mismo reclamo para seguir exigiendo su aparición con vida. Esta manifestación se da en un contexto, en el cual hay un nuevo desaparecido en Argentina. Es el caso del joven Santiago Maldonado, de quien no se sabe nada desde el 1° de agosto, cuando la gendarmería reprimió a la comunidad mapuche en el territorio del Pu Lof en Resistencia-Cushamen, ubicado en la provincia de Chubut.

En la Ciudad de Buenos Aires, la columna convocada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia marchó desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo. Al finalizar la jornada, se leyó un comunicado que reclamó por la aparición con vida tanto de Julio López, como de Santiago Maldonado. Otras de las consignas fueron remarcar el silencio y las responsabilidades del actual y anterior gobierno, como así también exigir la renuncia de la ministra Patricia Bullrich y su funcionario Pablo Noceti.

Sobre el final de la misma, se observó un único incidente. Un grupo de supuestos «anarquistas» arrojaron dos bombas molotov en la puerta de la Legislatura, sin embargo al ser vistos por un grupo de fotógrafos que estaban cubriendo la marcha, fueron escoltados hacia el subte por una moto de la Policía Federal. Esto podría dar a entender que son parte de la misma fuerza y que estaban allí con el objetivo de generar una situación violenta, tal como ocurrió en la marcha a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado y que derivó en una feroz represión policial.  

A continuación reproducimos un fragmento del documento leído por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia:

Por eso, cuando el 1º de octubre se cumplan dos meses de la desaparición forzada, volveremos a convocar a Plaza de Mayo y en todo el país tal como lo hicimos el 1º de setiembre, en forma masiva y con la mayor unidad de acción posible por la aparición con vida de Santiago y el castigo a los culpables.

Compañeras y compañeros: El testimonio de Julio López contra Etchecolatz ya es parte de la memoria de este pueblo que dijo y dice Nunca Más, que rescata la lucha de los 30.000 compañeras y compañeros desaparecidos, que derrotó cada intento de impunidad a los genocidas y que lucha por un país sin opresión, explotación, injusticia ni represión.

30.000 compañeros desaparecidos, ¡presentes!

Fotogalería a cargo de Nicolás Avelluto y Emilia Muñoz

Documento completo: https://encuentromvyj.files.wordpress.com/2017/09/documento-julio-lc3b3pez-2017.pdf 

«Los nadies» ¿dónde está Santiago Maldonado?

En una versión distinta de Breve Eternidad, compartimos el emblemático texto de Eduardo Galeano, «los nadies» y nos seguimos preguntando, ya que estamos, ya que somos, dónde está Santiago Maldonado.

«Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de
pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a
cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni
mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho
que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se
levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la
vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la
prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.«

 

¿Dónde está Santiago Maldonado? Pasó un mes, vivimos la represión, de ese mes pasaron 16 días. ¿Dónde está Santiago Maldonado? Pasaron tantas versiones, que la prensa, que las pericias, que gendarmería encontró la verdad sobre Nisman, que la mesa de Mirtha Legrand, que Pato Bullrich y el vino, ¿dónde está Santiago Maldonado? ¿Vos lo viste? Yo no lo vi. ¿Y qué hace Patricia ejerciendo? ¿Y qué hace Patricia riendo? ¿Y qué hace Patricia twitteando, caminando libre las calles, perpetuando la impunidad absoluta de las clases dominantes? ¿Dónde está Santiago Maldonado? ¿Santiago Maldonado es nadie? Yo, que pregunto, ¿soy nadie? Ustedes, que piden respuestas, ¿son nadies? Nosotros que morimos en vida porque nos falta un pedazo de lucha, ¿somos nadies? ¿Dónde está Santiago Maldonado? Pasan los días y la pregunta sigue sin responderse, cambian las versiones oficiales que jamás apuntan a gendarmería como unidad que acciona en respuesta a la orden superior estatal, ¿dónde está Santiago? Que Julio López, que Luciano Arruga (¡todos nos importan!), que Jazmín de Grazia (¿qué tendrá que ver?), que la vecina de la tía de la abuela de José y de Mirta. ¿Dónde está Santiago Maldonado? Investiguen, que arda lo que tenga que arder, que pinten las paredes que tengan que pintar y que después Larreta los convoque a arreglar todo ad honorem. Que se llenen las calles de arte popular. Que el grito sea uno sólo. ¿Dónde-está-Santiago-Maldonado? Que ese pibe era un pibe cualquiera, de ojos hermosos y cara risueña que empatizaba con una lucha que no era suya, por nacimiento, pero hizo carne. ¿Dónde está Santiago Maldonado? Mientras no haya respuesta, seremos nadies, sin nombre, jodidos y recontra jodidos. Nosotros, Eduardo, costamos menos que las balas que los matan y después, los desaparecen como si jamás hubieran existido.

¿Dónde está Santiago Maldonado?

Un grito colectivo por Santiago Maldonado

Si un compañero no aparece,
otro nadie volverá nadie al pueblo,
pues un pueblo que llora a la nada
no puede jamás estar completo.
Si no aparece,
si no está vivo ni muerto
y le seguimos gritando al sistema
sobre esta especie de desmaterialización,
estaremos también nosotros
desaparecidos.
Con un pedazo de cuerpo borrado,
con la sangre invisible de un compañero
salpicada en la ropa,
con sus gritos invisibles taladrando
los oídos.
Tendremos las imágenes que no vio
marcadas a fuego en la memoria.
Seguiremos llorando lágrimas
que de tan saladas matan todo a su alrededor.
Perderemos la cara:
seremos todos la cara de él.
Preguntaremos por él,
pediremos respuestas por él,
lucharemos, saldremos a la calle,
trabajaremos, nos uniremos,
nos miraremos y reconoceremos
el mismo dolor
en otras caras que no conocemos.
Por él.
No perderemos las manos:
con ellas levantaremos la bandera
de su nombre.
Con ellas levantaremos el puño,
en señal de lucha.
No perderemos la boca y con ella
escupiremos al poder
hasta ahogarle la cara
o incomodarlo
para que se enteren que los que están abajo
aquellos a los que gobiernan
son gente.
Ni terroristas, ni salvajes SOMOS PUEBLO.
Ni subversivos ni herejes SOMOS PUEBLO.
Somos pueblo.
Un pueblo vivo. Un pueblo fuerte.
Aunque insistan en matarnos
de hambre
de pobreza
de marginación
de dolor SOMOS PUEBLO.
La mano del Estado está manchada de esa sangre
invisible
y de la nuestra
invisible, también.
Debemos gritar. Un grito colectivo
que no deje chance a la desaparición de la voz.
Debemos gritar fuerte,
gritarle al poder que no puede vencernos
porque cuando un pueblo se levanta
para buscar a su hijo caído
no hay nada ni nadie que lo pueda frenar.
Porque somos un pueblo
y para el pueblo vivimos,
desde el pueblo mismo.

A más de un mes sin Santiago Maldonado, enojados y tristes, nos seguimos preguntando dónde está, exigimos su inmediata aparición con vida; la inmediata liberación de las víctimas de las detenciones arbitrarias en manos de las fuerzas policiales y la inmediata destitución de la ministra Patricia Bullrich de su cargo. Sin esta destitución, no habrá una investigación genuina. Sin una investigación genuina, no podremos acceder a nuestro derecho de saber la verdad.
Sin Santiago Maldonado tampoco hay Nunca más.