#8M Marcha de mujeres y cacería de la Policia

Vanesa Spaccavento
Redes:

Vanesa Spaccavento

Directora at Corriendo La Voz
Melómana. Hincha de Boca Juniors. Gramsciana y feminista. Ansiosa y verborrágica. Enamorada de la autogestión. Sin los Simpson y sin cerveza, pierdo la cabeza.
Vanesa Spaccavento
Redes:

Argentina vivió una jornada histórica. El #8M de ayer será un capitulo indispensable en la historia del feminismo a nivel internacional. Miles de personas, en su mayoría mujeres, rebalsaron las calles porteñas al grito de: ¡ Vivas nos queremos ! La respuesta del Gobierno, ante tanta organización, se hizo sentir de inmediato: la jornada terminó con una cacería efectuada por personal policial.

Fue una tarde de emoción, empoderamiento, empatía, solidaridad y conciencia. Fue una jornada en la que junto a mas de treinta países salimos a decirle al Patriarcado que estamos organizadas, que cada vez somos más y que no le tenemos miedo.

Nos matan prácticamente a diario. El sistema capitalista es patriarcal, por lo que la opresión la vivimos social, economica y laboralmente. La Justicia es machista porque te mete presa si te defendes, pero deja en libertad a quien te violenta. Las fuerzas de seguridad son machistas (e ignorantes) porque te siguen violentando a la hora de ir a denunciar. Los medios de comunicación son machistas, porque son muchos los que parecen no conocer lo que es un feminicidio y, son la mayoría, los que buscan deslegitimar las luchas porque cuando te hacen foco en el escrache de una pared sin analizar el reclamo, lo que hacen es cuidar al patriarcado.

La Jornada de ayer evidenció que el feminismo, cada día, pisa mas fuerte. Más allá de los arduos debates internos que debe superar. Cuando ya quedaba poca gente en la zona, cuando muchas registraban como la jornada llegaba a su fin, cuando ya no había incidentes ni en la Catedral ni en ningún lado, la Policia, inició su cacería. No importaba si estabas esperando el colectivo, si estabas laburando con tu cámara, si estabas sentada comiendo; no importó nada. Efectivos policiales de uniforme y de civil salieron a cazar.

Violencia y detenciones arbitrarias es lo que trajo la noche. A quienes hayan estado presentes durante la represión o hayan sido reprimidxs o detenidxs, desde la agrupación Ni una menos, los invitan a acercarse a Procuvin en Perón 667. Se reciben las denuncias en forma conjunta entre la UFEM y Procuvin. Consultas: 4371-3407 | 43712658 | 4371-6218

“Estábamos en calle Perú comiendo una pizza entre compañeros y aparecieron los canas a decirnos que nos fuéramos, que circuláramos. Las pibas que estaban detrás de nuestra mesa se resistieron a retirarse y nosotros igual”, contó Viktor Ans. “Pero yo le dije que estaba cenando y que no había estado de sitio. A las pibas se les tiraron encima cinco tipos de civil y las arrastraron de los pelos por calle Perú hacia Avenida de Mayo. Esas pibas no tenían nada que ver con lo de la Catedral. Nada. Ellas estuvieron cenando detrás mío todo el tiempo”.

Violeta es parte del colectivo Manifiesta. Había ido a cubrir la marcha junto a un grupo de otras once fotógrafas, todas identificadas como prensa. A ella, contó unas de su compañeras, la detuvieron cuando se acercó a registrar las detenciones. La empujaron contra un puesto de diaro, le golpearon la cabeza y le rompieron los equipos. “Con esto vas a aprender”, le dijo más tarde uno de los policías. Después “la obligaron a darle la clave de su celular”, contó Cintia, una de sus compañeras.
Fuente: Cosecha roja

Audio de una de las detenidas

Desde #CorriendoLaVoz manifestamos nuestro repudio y preocupación ante el proceder del Gobierno a través de su brazo armado y volvemos a gritar que VIVAS NOS QUEREMOS.

Comenta