40 años después, el veredicto de la Mega-Causa ESMA

Juan Agustin Maraggi

Juan Agustin Maraggi

Editor de Análisis Político y Social en #Corriendo La Voz
Colaborador en Revista Mascaró | Estudiante de Sociología en la Universidad de Buenos Aires
Juan Agustin Maraggi

Latest posts by Juan Agustin Maraggi (see all)

Hoy se conocieron los veredictos del tercer tramo de la ‘megacausa’ ESMA. Los resultados son contundentes, de los 54 sentados en el banquillo, 29 recibieron cadena perpetua, 19 penas de entre ocho y veinticinco años y seis fueron absueltos. Nicolás Avelluto se hizo presente con su cámara para retratar la larga tarde y desde Corriendo La Voz nos animamos a analizar brevemente qué nos dejaron los veredictos.

Fotos de Nicolás Avelluto para Corriendo La Voz.

Después de cinco años de juicio, más de ochocientos testigos, y setecientas ochenta y nueve víctimas, los cincuenta y cuatro represores escucharon el veredicto en Comodoro Py.

Mientras los medios de comunicación masivos se espantaban por el suicidio de un genocida bosnio durante el juicio en su contra, en Comodoro Py se estaba desarrollando la lectura de los veredictos correspondientes a los crímenes perpetuados durante el genocidio argentino en la Escuela de Mecánica de la Armada. Estos decidieron retratar la tarde con algunos enviados ocasionales e informar en base a la data que las agencias oficiales iban largando, llenando sus planas y pantallas con otras noticias.

Quienes si se hicieron presentes fueron las organizaciones sociales y los medios de comunicación independientes y autogestivos, realizando coberturas por más de cuatro horas y transmitiendo las lecturas de manera completa. A través de las radios adheridas a la RNMA se pudieron escuchar las largas horas de lectura desde los tribunales.

Según el listado que pudimos ir realizando durante la transmisión, de los 54 represores y cómplices implicados -dos de ellos civiles-, 29 fueron condenados a cadena perpetua, 19 recibieron penas que van desde 8 a 25 años y 6 fueron absueltos.

Listado completo en orden de lectura:

Cadenas Perpetuas: 

‘Tigre’ Acosta – Agusti Scacchi – Miguel Daniel Arru – 

Alfredo Astiz – Juan Antonio Azic – Ricardo Miguel Cavallo –

Daniel Néstor Cuomo – Rodolfo Cionchi –  Adolfo Miguel Donda –

Alejandro Domingo D’Agostino – Hugo Enrique Damario – Francisco Di Paola –

Miguel Ángel García Velasco –  Pablo Eduardo García Velasco –  Alberto E. González –

Orlando González –  Rogelio José Martinez Pizarro –  Luis Ambrosio Navarro –

Antonio Pernias – Claudio Orlando Pittana –  Juan Cárlos Rádice –

Francisco Luis Rioja – Juan Carlos Rolón – Néstor Omar Savio –

Hugo Sifredi – Carlos Guillermo Suárez Mason (hijo) – Gonzálo Torres de Tolosa –

Eugenio Vilardo – Ernesto F. Weber

 

Absoluciones: 

Juan Alemann –   Ricardo Jorge Lynch Jones – Roque Angel Martello –

Ricardo Rubén Ormello – Julio Alberto Poch – Emir Sisul Hess.

 

Penas:

Juan Arturo Alamar (13 años) – Paulino Oscar altamira (8 años) – Daniel Humberto Baucero (10 años) –

Julio César Binotti (8 años) –  Carlos Octavio Capdevilla (15 años) – Miguel Enrique Clements: 8 años – 

Juan de Dios Daer (8 años) – Carlos Eduardo Daviou (12 años) – Jorge Manuel Díaz Smith (12 años)

Juan Carlos Fotea (25 años) – Rubén Oscar Franco (20 años) – Jorge Luis Magnacco (14 años) –

Victor Roberto Olivera (14 años) – Eduardo Aroldo Otero (17 años) – Mario Pablo Palet  (8 años) – 

Guillermo Pazos (16 años) – Antonio Rosario Pereyra (10 años) – Héctor Francisco Polchi (11 años) – 

Miguel Ángel Alberto Rodriguez (8 años) 

Las contradicciones y críticas más grandes de los resultados se los llevan, evidentemente, las absoluciones, a lo que se le suman las resoluciones de las penas y quienes formaban parte de ‘los vuelos de la muerte’ por las inconsistencias a la hora de sus veredictos.

La realidad indica que la mayoría de aquellos sentenciados a cadena perpetua, ya la tenían anteriormente. Es decir, las condenas fueron reafirmadas. En algunos casos, los veredictos terminaron favoreciendo a los genocidas, uno de los ejemplos sería el de Julio César Binotti como se hacía referencia durante la transmisión de la RNMA. ‘El tirador’ Binotti recibió una condena de 8 años como co-autor, cuando las denuncias en su contra lo ubican como parte del Grupo de Operaciones Especiales de la ESMA.

Pero mientras esperamos la lectura específica de cada veredicto y el cuarto tramo del juicio en febrero/marzo, nos continua haciendo ruido el tratamiento diferenciado que se utilizó para los dos civiles imputados. Juan Alemann, mano derecha de Martinez de Hoz y partícipe de los atropellos de la ESMA, fue absuelto, mientras que a Gonzalo Torres de Tolosa, quien tripulaba los vuelos de la muerte y participó en parte de las apropiaciones, se le leyó la perpetua.

El otro caso es el de Julio Alberto Poch, también absuelto y de quien ya hemos hablado. Los civiles y su participación en el Genocidio argentino continúan siendo una deuda pendiente.

Los ‘Vuelos de la muerte’ fueron la segunda y gran polémica del día, ante la falta de sobrevivientes, los casos fueron desvaneciendose o tomando menor importancia. La misma falta que se explica por la razón de ser de los hechos. Mientras que Alejandro D’Agostino, Mariano Arru y el ya nombrado Gonzalo Torres de Tolosa recibieron perpetua, Ricardo Rubén Ormello, técnico y piloto de los vuelos, y Emir Sisul Hess – el capitán que declaraba que durante los vuelos los cuerpos caían “como hormiguitas”- , fueron absueltos.

Otro dato interesante de la jornada transcurrió en cómo se definían las sentencias, mientras que las perpetuas fueron en su totalidad unánimes, las sentencias – bajas- fueron todas por mayoría. 

Las horas se hicieron largas y la información se iba cruzando, sin embargo, al finalizar la jornada queda esa amarga sensación que, más allá de todo, la organización y lucha durante tantos años continua sirviendo para seguir la ardua tarea de desenmascarar a todos los genocidas, participes y cómplices de la última dictadura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta

Print Friendly, PDF & Email